MasPeriodismo - Máster Oficial en Periodismo El Mundo
MasPeriodismo - Máster Oficial en Periodismo El Mundo

El mar, Eros y Thánatos de las familias marineras

Huérfana en el fin del mundo | Lo que el mar no devuelve

DAVID LEMA | Madrid

La tranquilidad del mar una noche de verano o el oleaje rompiendo en la orilla de la playa puede convertir a éste en nuestro confidente. Un paraíso natural que nos escucha y acompaña cuando caminamos por su vera o lo contemplamos desde la distancia. Lugar de vacaciones y descanso que se erige como uno de los destinos más codiciados para desconectar del trabajo. Pero para otra gente, marineros y pescadores, personas por cuyas venas corre salitre, el mar, además de ser su medio de trabajo, es su vida, o más bien, el fin de una vida...

 

Lo que el mar no devuelve

Manuel Alvariñas tiene 57 años, es natural de Combarro, Pontevedra (Galicia). De sus primeras experiencias en el mar no guarda un buen recuerdo. Mientras contaba esta historia que voy a relatar, se le consumía el cigarrillo en la mano, como si poco a poco sus palabras fueran muriendo, al mismo tiempo que el tabaco.

Hijo de padre marinero siempre sintió curiosidad por la profesión de este. Con 14 años, durante las vacaciones escolares de Semana Santa, quiso acompañar a su padre en su faena diaria. Era el patrón del barco. Lo que no sabía Manuel era que ese día familiar quedaría grabado en su mente para el resto de su vida. Lea su historia íntegra

 

Huérfana en el fin del mundo.

Helena López tiene ahora 20 años. Vive en Finisterre (Galicia), en el fin del mundo romano. Recuerda, aunque de manera difusa, como con tan sólo nueve, su padre salió a faenar como cada jornada, sólo que ese Día del Pilar de hace 11 años, no volvió.

 

Narra, en parte gracias al testimonio de su madre, que "sobre las 22.00 de la noche, el viento tornó sureste, lo que hace que el mar se pique, pero muy favorable para la pesca de la lubina, que normalmente está bajo los lunares espumosos de la rompiente". Lea su historia íntegra

 

Alimentando a piratas

Andrés Castro Fiuza se define como un marinero empedernido. Nació en Quilmas (Galicia) y, a sus 54 años, ha navegado por todo el mundo. Cada vez que rememora sus andanzas, esboza una sonrisa. El mar casi lo come varias veces, cuando no alimentaba él a piratas y guerrilleros que asaltaban su barco.

La primera fue en el Golfo de Bizkaia, donde la fuerza del mar hizo temblar de más la embarcación, y por el movimiento de esta, cayó. Tuvo suerte de que se encontraba en una operación de rescate de otro barco y sus compañeros pudieron actuar rápido. Lea su historia íntegra 

Recomendar esta página en:

Organizadores

Colaboradores

Contacto

Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad EditoriaL
Avenida de San Luis 25
28033 Madrid

 

Correo electrónico: informacion@escuelaunidadeditorial.es

www.escuelaunidadeditorial.es


También puede llamarnos al teléfono: +34 914435167 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Créditos y Licencia

 

MasPeriodismo es un proyecto del Máster Oficial en Periodismo de El Mundo
Director del Máster: Antonio Rubio
Coordinador: Belén Jiménez
Diseño logo: Julio Rey

Redes Sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad Editoria