MasPeriodismo - Máster Oficial en Periodismo El Mundo
MasPeriodismo - Máster Oficial en Periodismo El Mundo

Justino Sinova

"La crisis afecta a la propia identidad del periodista"

AGUSTINA HENRIH|Madrid

@Agushenrich

Justino Sinova

Es catedrático de Teoría de la Comunicación y ha escrito en El MUNDO, Europa Press, Informaciones, Diario de Barcelona y Diario 16, entre otros. Además, ha participado como contertulio en Radio Nacional de España, La Mirada Crítica de Tele 5 y en La Brújula de Onda Cero. Es autor del blog La libertad más frágil, forma parte del claustro de profesores de la Universidad CEU-San Pablo y es el fundador y director honorífico del Máster Oficial en Periodismo de EL MUNDO.

 

Desde sus inicios ha enarbolado la bandera de la ética profesional ante las dificultades sociales y políticas. Su investigación académica se ha centrado especialmente en las relaciones del poder político con los medios de comunicación.

 

¿Se puede hablar de ética periodística, independencia y pluralidad actualmente en España?

 

El periodismo es un servicio al público, pero la crisis ha repercutido en él. La precariedad y el cierre de varios medios de comunicación afectan a la capacidad de identidad de los periodistas. Es un momento muy difícil. La inestabilidad lleva a la gente a hacer lo necesario para permanecer y es comprensible. A nadie se le puede exigir ser un héroey que ponga en riesgo su futuro y estabilidad profesional.

 

Durante la Transición se peleaba por un objetivo final, la Democracia. Pero hoy hay que mantener lo existente. La crisis es mala para todo y también para la información.

 

¿Hay censura en la prensa actual? 

 

La censura es un tipo muy específico de vigilancia que ya no existe. Prefiero hablar de controles de la información a través de las televisiones públicas autonómica. Casi todas las CCAA tienen una que son administradas por el gobierno. Pero en algunos casos como, por ejemplo, Cataluña, utilizan las ayudas públicas para presionar a los medios de comunicación y controlar la información. Una televisión propagandística no es compatible con la libertad de expresión.

 

¿Cuál cree que es la libertad más frágil?

 

La libertad de expresión, siempre. Eso de que la presa es el cuarto poder se le ocurrió a un parlamentario británico que comparó la libertad de expresión con los otros tres poderes. Sin embargo, cualquiera de ellos acaba con la libertad de expresión de un manotazo. Es una necesidad y contribuye a que la sociedad y el Estado funcionen, pero no es un poder estatal ni mucho menos.

 

¿Qué relación tienen hoy el periodismo y los partidos políticos?

 

En España no hay prensa de partido identificada con la titularidad del medio. Otra cosa que sí es legítima es la identificación de un periódico con cierta ideología. Aun así la información debe ser veraz y coincidir con la realidad, pues si usted me está contando lo que ocurre bajo su prisma ideológico me está engañando un poco.

 

¿Cómo desarrolló su profesión durante la dictadura de Francisco Franco?

 

Comencé mi carrera como periodista en el 68 y Franco murió en el 75. A pesar de todo era un buen momento. Se informaba con cautela y estaba prohibido hablar de muchas cosas pero a su vez el régimen cedía ciertas libertades. Existían ya publicaciones como Cuadernos para el dialogo o Triunfo, en las que empezaba a escribir gente de la izquierda y comenzaron a hacerse críticas políticas.

 

¿Hubo medios de comunicación que funcionaban como empresas privadas?

 

En los primeros años del gobierno de Franco había empresas privadas controladas por el gobierno. Este incidía hasta en el nombramiento de su director. Por ejemplo, el periódico ABC afrontó todas las tempestades políticas. Durante la República fue suspendido y durante la Guerra Civil española de 1936, utilizado por los dos bandos. Había una edición republicana en Madrid y una franquista y monárquica en Sevilla. Su historia es agitada pero es el único que ha subsistido.

 

¿Había ética periodística en el franquismo?

 

En los primeros años de su llegada al gobierno no había periodismo, existía una sección de propaganda dominado por el poder. Para ejercerlo había que jurar a los principios del Movimiento. Existía además un registro de selección política de periodistas. Al final, sí hubo una conciencia de contar las cosas aun pudiendo ser sancionado.

 

 


Recomendar esta página en:

Organizadores

Colaboradores

Contacto

Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad EditoriaL
Avenida de San Luis 25
28033 Madrid

 

Correo electrónico: informacion@escuelaunidadeditorial.es

www.escuelaunidadeditorial.es


También puede llamarnos al teléfono: +34 914435167 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Créditos y Licencia

 

MasPeriodismo es un proyecto del Máster Oficial en Periodismo de El Mundo
Director del Máster: Antonio Rubio
Coordinador: Belén Jiménez
Diseño logo: Julio Rey

Redes Sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad Editoria