MasPeriodismo - Máster Oficial en Periodismo El Mundo
MasPeriodismo - Máster Oficial en Periodismo El Mundo

Abu Dahdah, ex jefe de Al Qaeda en España

"Los atentados de lobos solitarios son obra de perturbados"

Abu Dahdah Foto: A. Rubio

ANTONIO RUBIO | Madrid

 Se  llama Imad Eddid Barakat Yarkas, el juez Baltasar Garzón lo calificó como el líder de Al Qaeda en España y el contacto en nuestro país de la célula de Hamburgo que actuó contra las Torres Gemelas de New York el 11-S. Por esos hechos la Audiencia Nacional lo condenó a 27 años de cárcel y posteriormente el Tribunal Supremo dejó la sentencia en 12 y argumentó que las pruebas obtenidas por el ahora ex juez no tenían consistencia. El Supremo sí consideró probado que Barakat Yarkas, más conocido por los suyos como Abu Dahdah, controlaba a los Soldados de Alá y que envió a radicales a campos de entrenamiento de Al Qaeda.

Abu Dahdah ya está en la calle, ha cumplido los 12 años de pena a los que fue condenado, dice que no tiene rencor a nadie y rechaza los últimos sucesos llevados a cabo por radicales islamistas en Boston, Londres y París. También condenó, desde la cárcel, el 7-J de Londres y el 11-M de Madrid.

Imad Eddid, que es de origen sirio y nacionalizado, dice considerarse tan español como el primero: "Mi mujer y mis seis hijos nacieron aquí, yo vivo aquí, así que nadie puede creerse que yo quisiera hacerle algún mal a este país". Y a continuación se define como "un hombre de fe, musulmán, religioso...". Para él, remarca, "lo primero es Dios y después las otras cosas que uno puede ganar en la vida: la familia y algunas personas que me han ayudado".

Abu Dahdah, que es rápido e inteligente, entra de lleno en la actualidad: "Hay 1.500 millones de musulmanes y algunos de ellos actúan incorrectamente en nombre del Islam. Cuando hay algún abuso se exaltan y hacen cosas incorrectas. Lo ocurrido en Boston, Londres o París es producto de enfermos mentales. El profeta es muy claro y dice: no matéis a mujeres, niños y abuelos. Y en Boston murieron inocentes. Los mayores perjudicados por esos hechos son los propios musulmanes".

Hoy, a esos "enfermos mentales" los servicios de inteligencia le llaman lobos solitarios y señalan al sirio-español Mustafá Setmarian como el principal instigador de todos ellos. Abu Dahdah es amigo de Setmarian, más conocido como Abu Musab al-Suri por sus seguidores, y además los dos son originarios de la ciudad siria de Alepo. "Cuando conocí a Mustafá su principal enemigo no era occidente. Su enemigo era el régimen sirio. Primero en la figura del ex presidente Hafez Al-Assad y después en la de su hijo Bashar. Y a continuación todos los dictadores y tiranos de los países musulmanes", aclara y puntualiza el hombre que fue sentenciado como el líder de los Soldados de Alá en España.

 

Mustafá Setmarian

Abu Dahdah reconoce su amistad con Abu Musab y, además, recuerda que "Mustafá [Setmarian] estuvo luchando en Afganistán con la CIA contra los rusos por la ocupación injusta de aquel país".

A esa respuesta se produce, automáticamente, una pregunta: ¿Mantuvo Setmarian relación con la CIA o trabajó para los servicios de inteligencia norteamericanos? La respuesta intenta ser evasiva, más bien defensiva: "Bueno, no sé. Los muyahidines estuvieron apoyados, al cien por cien, por EEUU y ellos sabían y conocían todos sus movimientos y quiénes eran".

Hay que recordar que el Tribunal Supremo sentenció y dio como probado que Abu Dahdah envió radicales a campos de entrenamientos de Al Qaeda. En algunos de ellos impartía clase y doctrina Setmarian. Por primera vez, el astuto, rápido e inteligente Imad Eddid Barakat Yarkas se encuentra incómodo e intenta escaparse como un zorro del desierto: "No sé si Setmarian trabajó para la CIA. No lo puedo negar, ni afirmar. No puedo decir nada. No sé nada. Hace muchos años que no lo veo y no puedo saber lo que piensa o hace ahora. La gente cambia. Mi mujer fue a un colegio de monjas, cuando me casé con ella era cristiana, fue liberal y trabajó con Pedro Almodóvar. Ahora es una mujer tapada [con velo] y muy practicante del Islam".

Finalmente, Abu Dahdah termina reconociendo que en el asunto de la detención de Mustafá Setmarian, posterior entrega a Siria y puesta en libertad por Bashar Al-Assad, "hay cosas muy oscuras que no entiendo".

Su amigo Setmarian se nacionalizó español en 1987, tras casarse con Elena Moreno. Tiene dos órdenes de busca y captura de la Audiencia Nacional, una de ellas por el atentado del restaurante El Descanso de Madrid en 1985. Fue detenido en 2005 en Pakistán, cuando estaba considerado el número cuatro de Al Qaeda. Más tarde fue entregado a Estados Unidos y durante un tiempo estuvo desaparecido. En 2008 EL MUNDO reveló que Setmarian llegó a Siria, tras pasar por España en uno de los famosos vuelos de la CIA. En abril del 2012 este periódico volvió a revelar que Setmarian y Abu Khalid, otro líder de Al Qaeda, habían sido puestos en libertad por el presidente Bashar Al-Assad para demostrar a EEUU que no iba a permitir presiones exteriores. Y hoy, Setmarian está catalogado como el instigador de los Lobos solitarios [publica sus soflamas terroristas en la revista Inspire; en su último texto llama a realizar en Europa ataques individuales].

Toda esa oscuridad que envuelve el caso de Setmarian también es trasladada por Abu Dahdad a su proceso judicial. A su sentencia, que en primera instancia y según la Audiencia Nacional fue de 27 años y que más tarde el Tribunal Supremo la rebajó a 12.

El juez Garzón, como instructor, y Gómez Bermúdez, como miembro del tribunal que lo condenó, son dos referentes y obsesiones para el que fuera líder de los "Soldados de Alá" y hombre eminentemente religioso: "Los que me condenaron fueron muy injustos. Me han hecho sufrir mucho a mí y a mí familia y como creyente pido que el día final sean castigados".

 

Alá castiga a los jueces

Abu Dahdah, siempre desde su mentalidad y filosofía de hombre de Dios, recuerda los días que pasó en la cárcel y sus oraciones a Alá: "Yo he perdonado a todos aquellos que me han condenado, pero cada vez que rezaba [los musulmanes rezan cinco veces al día] al final de las oraciones le pedía a Alá que tomase nota sobre lo que habían hecho los jueces Baltasar Garzón y Javier Gómez Bermúdez. Y puedo decir que la grandeza de Alá ha quedado demostrada y ha castigado a los dos con lo que más les podía doler: su vanidad".

Por primera vez aparece en las mejillas del hombre serio y religioso un gesto de complicidad, una ligera y breve sonrisa: "Uno ha sido retirado del ejercicio. Baltasar Garzón ya no es juez. Y el otro, Gómez Bermúdez, ha sido rebajado a juez instructor, ya no puede juzgar". Y va aún más lejos: "Reconozco que el día que me enteré de esos hechos me reí y me di cuenta que Alá no había esperado al día final y les dio el peor castigo que les podía caer".

Cuando Abu Dahdah entró en la cárcel, noviembre de 2001, tenía cuatro hijos. El quinto nació a los cinco meses de su entrada en prisión. Y el sexto "es fruto de un vis a vis y gracias a Dios he tenido un gran chico que ahora tiene nueve años", explica el esposo y padre. De los casi 12 años que pasó entre rejas, 10 de ellos estuvo en régimen de aislamiento. En la prisión de Castellón, tras el juicio donde fue condenado, sufrió una agresión y estuvo durante varios días en coma con una serie de lesiones: fractura de nariz, boca y casi pierde un ojo.

El creyente y hombre de Dios decidió no poner ninguna denuncia porque no sabía quién o quiénes habían sido, y mantiene que "los funcionarios de prisiones se portaron correctamente. Y con algunos de ellos hablaba y analizábamos la situación del mundo". Dentro de esos análisis y reflexiones Abu Dahdah recupera lo que argumentaba a sus controladores: "La Primavera árabe es lo más grande que ha sucedido en los últimos años. La decisión de Occidente de apoyar los movimientos contra dictadores musulmanes servirá para erradicar el odio que había contra ellos, Estados Unidos y Europa, porque anteriormente estuvieron apoyando a regímenes de tiranos y de ahí salió el radicalismo". Sentencia el seguidor de Alá: "Occidente ha tomado el camino correcto y de esa forma puede desaparecer y desaparecerá el terrorismo. El presidente Obama ha estado muy bien, aunque ha reaccionado algo tarde".

 

El ministro García Margallo

Abu Dahdah también tiene palabras de elogio para el ministro español de Asuntos Exteriores, Juan Manuel García Margallo, porque criticó y levantó la voz contra Siria y expulsó de España al coronel Manah Dora, más conocido por Abu Michel, que era el coronel que la Mujabarat (servicios de inteligencia sirio) había destacado a la embajada de Madrid para que fotografiara y presionara a los opositores del régimen de Al-Assad en nuestro país (Ver EL MUNDO del 27 de abril de 2012).

Cuando Imad Eddid Barakat Yarkas habla de Siria, de su Alepo natal, se emociona y le viene la nostalgia de aquel día de 1985 que salió de su tierra, llegó a España y quería terminar en Francia para estudiar Medicina: "Siria necesita un cambio ya. En Siria hemos convivido, durante generaciones, cristianos, musulmanes y judíos sin ningún problema. Mi Alepo tiene el mayor porcentaje de cristianos árabes y siempre hemos vivido como hermanos".

También recupera la importancia que ha ejercido Siria en Oriente Medio: "Antes los norteamericanos y los sirios eran amigos. Siria ha llegado a ser el punto más caliente de la tierra. Dominaba y movía las cosas en Oriente Medio, tiene fronteras con Israel y controlaba todos los puntos oscuros de aquella zona". Abu Dahdah va aún más lejos: "Siria ha sido uno de los países que más se ha beneficiado de la invasión de Irak".

De España y su persona tampoco se olvida: "A mí me detuvieron y montaron la farsa para justificar el apoyo de España a la invasión de Irak y así justificar los negocios que después montaron algunas empresas españolas en territorio iraquí y eso demuestra que el tema o enfrentamiento que existe con Occidente no es religioso, es eminentemente económico y de otros intereses".

El hombre religioso y practicante vuelve al presente y se enfrenta a su futuro y al de su familia: "Me he renovado el carné de identidad, que lo tenía caducado, y ya tengo cita para apuntarme al paro. Seré uno más de esos 6,2 millones de parados que hay en España".

 

Perdono, pero no olvido

Abu Dahdah dice que perdona, pero no olvida los momentos y situaciones que ha vivido su familia durante el tiempo que él pasó en la cárcel: "Había días que mi mujer no tenía ni para comprar leche para los niños. Mis hijos, mi familia, vivieron gracias a la ayuda que mi mujer recibía de los suyos y de algunos cristianos que se dieron cuenta que todo fue un montaje de la Justicia y de algunos medios de comunicación".

Baltasar Garzón vuelve, una vez más, a su memoria: "Recuerdo el día en que Garzón se llevó de mi casa unos 8.000 euros y le dije: "Señoría, ese es el pan de mis hijos". Él me contestó que no me preocupara, que lo tendría en cuenta. Hoy, 12 años después y en el paro, sigo sin poder recuperar aquella cantidad que es mía y que ahora me vendría muy bien para empezar y afrontar las necesidades de la familia".

Hace unos días corrió un bulo sobre el hijo mayor de Barakat Yarkas. Decían que se había presentado a las pruebas de acceso de la Guardia Civil y que había suspendido. El padre puntualiza y aclara: "No. Mi hijo no se ha presentado a la Guardia Civil. Estuvo trabajando durante unos seis meses en una empresa de seguridad, pero nada más".

Y después entona una serie de reflexiones, peticiones y agradecimientos: "Esos que llaman lobos solitarios son enfermos mentales que perjudican y dañan a los musulmanes y, además, proyectan hacia lo político sus propias frustraciones. El Islam es muy preciso: No se puede hacer daño a ningún inocente. No me considero culpable de nada. Y con los años que he pasado en la cárcel ya he pagado, si es que hubiera hecho algo. No guardo rencor a nadie y quiero dar por terminado todo".

En los agradecimientos está su letrado, Jacobo Teijelo: "Gracias a Dios que he tenido un gran abogado. Durante y tras el juicio todos los que se sentaron en el banquillo conmigo me dijeron que si no hubiera sido por él aún estaríamos en la cárcel. Ha hecho un gran trabajo". Su mujer, Marisa: "También doy gracias a Dios porque en esta vida he ganado una mujer que es española. Es lo más grande que me ha ocurrido. Sin ella estaría muerto". Y termina: "Ésta es la primera y única entrevista que voy a dar y lo hago porque confío en su persona y palabra". 

Recomendar esta página en:

Organizadores

Colaboradores

Contacto

Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad EditoriaL
Avenida de San Luis 25
28033 Madrid

 

Correo electrónico: informacion@escuelaunidadeditorial.es

www.escuelaunidadeditorial.es


También puede llamarnos al teléfono: +34 914435167 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Créditos y Licencia

 

MasPeriodismo es un proyecto del Máster Oficial en Periodismo de El Mundo
Director del Máster: Antonio Rubio
Coordinador: Belén Jiménez
Diseño logo: Julio Rey

Redes Sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad Editoria